Luego de la experiencia que nos han dejado los concursos realizados en 2015 y 2016, pudimos observar que las guacheras con menor porcentaje de mortandad tienen, en general, buenas prácticas de manejo que suelen ser similares entre ellas. En este sentido, el Protocolo sirve como guía de trabajo, de consulta rápida, para estandarizar procesos y constituye, al mismo tiempo, una forma alternativa de capacitación al personal. Dicha información resulta útil porque puede ayudar a detectar a tiempo casos de enfermedad o prevenirlas a través de planes de vacunación, manejo e inclusive rutina de alimentación. Un gran porcentaje del personal de guachera desconoce, en mayor o menor medida, aspectos relevantes sobre el manejo de terneros. En algunas guacheras hay mucho recambio de personal y su periodo de adaptación y falta de conocimiento hace que tengan grandes pérdidas económicas y costos de oportunidades. Por eso, el desarrollo de protocolos es fundamental para reducir la variabilidad entre turnos de trabajo y  entre trabajadores. También son importantes cuando se está entrenando empleados nuevos, o cuando se tiene que reentrenar a los empleados. Aquí compilamos algunos protocolos que pueden servir de referencia para el desarrollo de tareas claves en la guachera:
  • Asistencia al recién nacido
  • Tratamiento de diarreas
  • Manejo Sanitario y Tratamiento de otras enfermedades de la guachera
  • Rutina de alimentación para guachera individual
  • Rutina de alimentación para guachera colectiva
Si bien los protocolos sugieren la estandarización de ciertos procedimientos, es importante adaptarlos a cada caso en particular. ¡Esperamos que constituyan un aporte a la labor diaria!