Homenaje a Pascual Mastellone

Pascual Mastellone fue un emprendedor apasionado como muchos de ustedes e hizo de la calidad su norma de vida y su ideal de trabajo.

Buscó siempre seguir avanzando, invirtiendo y teniendo como horizonte alcanzar los estándares de las lecherías más desarrolladas del mundo.

No solo soñó con nuevas tecnologías, las puso en práctica.

No sólo soñó con desarrollar nuevos productos, los masificó.

Después de más de 85 años de trayectoria, millones de argentinos nos siguen eligiendo y a través del consumo de nuestros productos, ponderan y reconocen el enorme trabajo que los productores realizan, reforzando la consiga de que “la calidad involucra a todos pero comienza en el tambo”.

Compartiendo la misma pasión de don Pascual por esta actividad los invitamos a seguir comprometidos con la calidad que eligen los millones de argentinos que confían en La Serenísima.


Pascual Mastellone, historia de una pasión.